Febrero 28, 2021

EXTREME TV CHILE

THE EXTREME SPORTS CHANNEL

Con un número importante de Chilenos participando en esta nueva versión de la prueba más extrema del mundo.

En el punto de mira
No ha sido por su extensión por lo que la primera especial de verdad del Dakar ha hecho estragos entre los pilotos, sino más bien por su intensidad. La maraña de pistas de la primera parte exigía una atención especial que Ricky Brabec, por poner un ejemplo, no ha sabido mantener. A continuación, los mismos senderos de piedras que eran difíciles de encontrar se han cobrado numerosos pinchazos, algo de lo que puede dar buena cuenta un Sébastien Loeb que es posible que recuerde con amargura esta incursión en el sur del país. Antes de llegar a Bisha, quienes no han tenido contratiempos en los primeros peligros del día han podido disfrutar de un primer tramo de arena que ha servido para dar una tregua a los neumáticos y un respiro a los propios pilotos.  

Lo esencial
Los defensores del título han conocido suertes dispares en la primera etapa. Tras un craso error al inicio del recorrido, Ricky Brabec ha perdido 18 minutos frente a su predecesor en el palmarés, un Toby Price que se ha alzado con su 13ª especial en el Dakar; mientras que Carlos Sainz se ha impuesto en coches, categoría en la que los outsiders Martin Prokop y Mathieu Serradori se han encaramado hasta la 3ª y 4ª posición respectivamente. En vehículos ligeros, Cristina Gutiérrez ha sido la más rápida en su T3 y ha rubricado una actuación histórica, habida cuenta de la escasez de victorias femeninas en el rally (véase “La actuación del día”). En camiones, el vencedor de 2020, Andrei Karginov, se vio obligado a detenerse por unos problemas mecánicos que le han costado más de hora y media, pero la escudería Kamaz ha tomado las riendas de la carrera gracias a uno de sus herederos: Dmitry Sotnikov. El cuadriciclista Alexandre Giroud ha sido el único en confirmar el estado de forma mostrado en el prólogo y ha encadenado una nueva victoria.

Un duro revés 
Seguro que no era así como se imaginaba Sébastien Loeb su regreso al Dakar. Tras clasificarse en décima posición en el prólogo, el alsaciano salía en una posición envidiable al inicio de la primera etapa al volante de su BRX. Sin embargo, la suerte le ha sido esquiva en esta primera jornada. Pese a sufrir tres pinchazos que lo han obligado a reducir sobremanera su velocidad, ha luchado como un jabato para seguir adelante. Tremendo revés para el nonacampeón de WRC que, en estos momentos, acumula 24 minutos de retraso frente al líder Carlos Sainz en la clasificación general. Se acabaron los titubeos: al francés solo le queda pasar a la ofensiva.

Con sabor a Classic
Dos buggies Sunhill de los años 80 participan en la carrera de la regularidad y la constancia, cuya primera etapa acabaron embolsándosela la dupla compuesta por Marc Douton y Emilien Etienne.

FUENTE: DAKAR.COM